5 de marzo – Eficiencia energética

La eficiencia energética es la mejor herramienta con la que contamos a día de hoy para intentar frenar el cambio climático. Cada 5 de marzo se celebra su Día Mundial con el objetivo de intentar reflexionar y ser conscientes de la importancia de utilizar la energía de forma eficiente. A través de este vídeo, los residentes de Amavir La Marina (San Sebastián de los Reyes, Madrid) nos recuerdan que todos podemos contribuir, con pequeños gestos, para concienciar sobre el uso racional de la energía.

¿Cómo podemos contribuir a mejorar el planeta?

Todos podemos aportar nuestro granito de arena y a hacer de este planeta un lugar mucho más acogedor en el que vivir y que las generaciones venideras puedan disfrutar. Es vital crear conciencia sobre la situación de los recursos del planeta  y por ello los consejos que nos dan nuestros residentes son muy fáciles y pueden ayudar a ahorrar muchos recursos:

  • Evita encender la luz si aún puedes aprovechar la luz natural
  • Cepíllate los dientes con el grifo cerrado
  • Utiliza bombillas de ahorro energético
  • Apaga la televisión o el ordenador si no los vas a utilizar
  • Pon la calefacción a una temperatura media de 21 °C
  • Piensa qué vas a coger de la nevera antes de abrirla
  • Pon la lavadora cuando tengas ropa suficiente para llenarla

Nuestro planeta mola, cuidémoslo

Al contrario de lo que muchos creen, la eficiencia energética no implica renunciar al nivel de calidad de vida que tenemos ni al confort al que estamos acostumbrados, sino la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos empleando para ello menos recursos, mejorar los procesos de producción, el uso de productos menos contaminantes y un consumo más inteligente de la energía, utilizando solo aquella que realmente necesitemos.

Para ello, lo importante es optimizar en la medida de lo posible la energía a través de otras fuentes mucho más sostenibles, como son las energías renovables, fomentar el reciclaje de los desperdicios o intentar usar fuentes de energía limpia como la energía eólica y solar. Además, si se quiere añadir un extra de motivación para poner en práctica estas acciones de eficiencia energética, suelen ir acompañadas de un ahorro para nuestro bolsillo.

¿Por qué celebramos el Día de la Eficiencia Energética?

Desde 1988 en la Conferencia Internacional celebrada en Austria se acordó crear un día simbólico sobre la importancia de cuidar y hacer un uso consciente y responsable de la energía, un recurso muy valioso en nuestra vida.

Desde entonces, se han creado diferentes estrategias energéticas con el fin de hacer frente al futuro agotamiento de los combustibles fósiles.  No cabe otra idea que no sea pensar que, nuestro futuro y el de nuestros seres queridos, depende en gran medida de la manera en cómo cuidemos nuestros recursos hoy.