La Terapia Ocupacional, la gran desconocida de nuestra sociedad

Haz parte. Sé tú es el lema del Día Mundial de la Terapia Ocupacional en 2021. Cada 27 de octubre se celebra el día de esta profesión tan poco conocida para la sociedad general, pero que tiene un gran impacto para quienes son tratados con ella. En Amavir, los terapeutas ocupacionales tienen un papel fundamental para nuestros residentes, mejorando su calidad de vida a través de las distintas terapias.

 

¿Qué hace un terapeuta ocupacional en una residencia?

La Terapia Ocupacional (TO) es una profesión sociosanitaria cuya función principal es dotar a la persona de autonomía y calidad de vida, empleando para ello la ocupación como medio de la rehabilitación y partiendo, siempre, de una valoración especializada y la implementación de un plan pautado.

 

Para Miguel Ángel Díaz, terapeuta ocupacional de Amavir Alcalá de Henares, “la terapia ocupacional en geriatría se ocupa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante herramientas para mejorar su salud. Se valora la capacidad funcional de la persona mayor para la realización de actividades cotidianas. La función cognitiva, su adaptación al entorno, etc. Todo con el objetivo de desarrollar un programa individual de tratamiento para cada residente”.

 

¿Cómo se desarrollan las terapias con los residentes?

La TO emplea la actividad de forma terapéutica para la prevención de la enfermedad. El objetivo es fomentar un mayor grado de independencia e integración social de la persona, así como estimular y mantener las capacidades cognitivas que se ven afectadas por el envejecimiento.

 

En este sentido, el equipo que desempeña su labor en nuestros centros está atento a lo que puedan necesitar los mayores. Los terapeutas ocupacionales tienen en cuenta las características, capacidades, fortalezas y las limitaciones de la persona, para así establecer unos objetivos claros de tratamiento.

 

Los profesionales trabajan para que los mayores puedan continuar con sus actividades y ocupaciones cotidianas, desde las más básicas como el aseo y el vestido, hasta tareas más complejas como el manejo del dinero o el cuidado del hogar.

 

Un colectivo que apuesta por la divulgación de la profesión

La terapia ocupacional ayuda a los usuarios a vivir una vida más autónoma, algo que, sin duda, es de vital importancia para ellos, pero que la población en general no conoce de cerca.  De ahí la necesidad de divulgar de una forma pedagógica la importancia de esta profesión. Una parte fundamental es ampliar el conocimiento de la terapia ocupacional en el conjunto de la sociedad”, comenta Díaz.

 

La difusión por parte del colectivo y el conocimiento por parte de la comunidad de lo que son y hacen los terapeutas es el siguiente paso. “A mi generación le toca seguir abriendo camino a las futuras. Como muchos compañeros entré en la carrera de terapia sin saber en lo que me estaba metiendo, pero a día de hoy no me arrepiento”, concluye el profesional.