Salud digestiva, ¿cómo deben cuidarla las personas mayores?

El buen estado y funcionamiento del aparato digestivo es uno de los aspectos más importantes para mantener una buena salud general. El paso del tiempo también pasa factura en los tejidos y órganos digestivos, por ello, en Amavir, queremos destacar la importancia de cuidarse por dentro a todas las edades, pero especialmente en la edad adulta.

 

Cambios en el aparato digestivo de los adultos mayores

El aparato digestivo tiene la misión de extraer las materias primas de los alimentos que servirán tanto para producir la energía que necesitamos en la actividad diaria como para fabricar y generar los elementos que conforman los distintos órganos y sistemas de nuestro organismo.

A partir de los 50 años el desgaste se empieza a notar y es habitual que el aparato digestivo comience a sufrir trastornos de funcionamiento asociados al envejecimiento, sobre todo trastornos intestinales. Es por ello que las personas mayores tienen más probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades y patologías en el aparato digestivo y tienen múltiples implicaciones en su funcionalidad y salud.

 

Dolencias más comunes del aparato digestivo en personas mayores

El sistema digestivo está formado por la boca, esófago, estómago, intestinos delgado y grueso y ano. Además, hay dos órganos que vierten sus secreciones al tubo digestivo, el hígado y el páncreas, ambos con un importante papel en la digestión y absorción de los alimentos.

El desgaste de cualquiera de ellos produce problemas en la asimilación y transformación de los alimentos, lo que afecta al resto del cuerpo. Algunas dolencias habituales en personas mayores son:

  • Menor absorción intestinal:tanto de vitamina D como de calcio, por lo que pueden producirse diarreas, así como intolerancia a la leche.
  • Apendicitis y peritonitis: los cambios vasculares y fibrosos pueden producir la infección e incluso la perforación del apéndice.
  • Cálculos vesiculares:aumenta su propensión al contar la bilis con más grasas.
  • Distensión abdominal y eructos:producido porque el vaciamiento gástrico se vuelve más lento y se retrasa la absorción de la glucosa e, incluso de algunos medicamentos.
  • Diabetes: la disminución de las células pancreáticas, encargadas de producir insulina, puede causar intolerancia a la glucosa y originar diabetes.
  • Gastritis atrófica:por disminución de la producción de células y ácido estomacal. Esto también puede causar anemia debido a la reducción de producción de factor intrínseco, encargado de la absorción de la vitamina B12.
  • Incontinencia fecal:esto puede venir dado por la disminución de los mecanismos sensoriales y efectores rectales.

 

¿Se puede evitar el envejecimiento del aparato digestivo?

En el cuidado de la salud intestinal, es básico tener una buena alimentación con una dieta variada, hacer ejercicio y llevar un estilo de vida saludable.  La salud digestiva depende, en gran medida, del equilibrio entre el cerebro y la función digestiva, por ello, llevar una buena la salud digestiva se traduce en un buen estado de ánimo, algo primordial para nuestros mayores.