¿Qué es el Síndrome del ocaso o Sundowning?

El Sundowning, más conocido como Síndrome del ocaso, es una sintomatología que con frecuencia afecta a las personas mayores, especialmente a aquellas que padecen Alzheimer, demencias y otras enfermedades similares. Este fenómeno debe su nombre a este momento del día porque es cuando cae el sol cuando se produce una alteración de la conducta en las personas que lo sufren.
El Síndrome del ocaso ocurre porque sus alteraciones cognitivas alteran el ritmo biológico, provocando que no sean capaces de reconocer la hora de dormir o de despertarse.
Aunque afecta con más frecuencia a las personas que tienen demencia, también puede afectar a las que sufren una depresión estacional. Durante el otoño y el invierno el sol se pone antes y hay menos horas de luz, lo que conlleva el aumento de los sentimientos de tristeza, irritabilidad o ansiedad.
Los mayores que lo sufren presentan un cambio de conducta que conlleva una mayor agitación, irritabilidad, confusión, ansiedad, tristeza, ira y frustración. También realizan movimientos compulsivos, repetición de palabras, frases o susurros, gritan, lloran, deambulan y hasta pueden llegar a agredir. Tienen una sensación de peligro inminente, insomnio, temores e incluso alucinaciones. Un rasgo característico del Síndrome del ocaso es que normalmente todos estos síntomas están ausentes o disminuidos durante el día y empiezan a manifestarse una vez que se ha puesto el sol.
El principal factor que causa el Sundowning o Síndrome del ocaso es la alteración de los ritmos biológicos o ritmos circadianos del mayor. Si bien en una persona que no tiene alteraciones cognitivas los ciclos de sueño se repiten de forma cíclica y natural regidos por el reloj biológico interior, en una persona con demencia los ciclos no tienen esa regularidad, de manera que su cuerpo no la “avisa” de cuándo debe dormir y cuándo debe despertar.
Otro factor que provoca este Síndrome es la disminución de la melatonina en las personas que padecen demencias. Se trata de una hormona segregada por la glándula pineal por la noche y encargada de la regulación de los ritmos de sueño.
Existe una serie de medidas para tratar el Síndrome del Ocaso o Sundowning:

  • Medidas ambientales: establecer una correcta iluminación nocturna y reducir de forma gradual el nivel ruido del lugar donde esté la persona afectada. Asimismo, para ayudar a su reorientación por la mañana, se recomienda tener una iluminación creciente, principalmente a partir de las 6:00 y de las 9:00.
  • Medidas de planificación: limitar el sueño durante el día puede aumentar la calidad del sueño por la noche. Se recomiendan las técnicas de higiene del sueño y vigilar al enfermo durante la noche.
  • Medidas médicas: se deben seguir un tratamiento y seguimiento médico adecuados y contar con una correcta supervisión.
  • Medidas nutricionales: hay que evitar los estados de desnutrición, ya que favorecen las situaciones de agitación. Asimismo, deben hacerse revisiones dietéticas y disminuir el consumo de dulces y de cafeína.

En Amavir controlamos la iluminación y el ruido de nuestras residencias y centros de día para evitar que nuestros mayores se sientan desorientados en el tiempo debido a la disminución de las horas de luz. Además, también controlamos que tengan una correcta higiene del sueño que les permita descansar de forma correcta.