mayores interactuan con animales

Terapias con animales en residencias

Numerosos estudios han demostrado los beneficios que produce la compañía de animales en personas mayores. El primero y más claro es la compañía que ofrecen, produciendo una mejora en el estado de ánimo de la persona. Por otro lado, acariciar a un animal contribuye a una mayor sensación de tranquilidad, regulando el ritmo del corazón y la presión arterial.
La terapia con animales mejora la psicomotricidad de los mayores, promueve la relajación, anima a la realización de ejercicio y, al reducir los niveles de estrés y ansiedad, mejora los patrones del sueño. Los perros de terapia mejoran la autoestima de los mayores, al demostrar su afecto sin importar la edad, la salud o la personalidad de la persona. Además, los juegos con mascotas atraen la atención de los mayores y estimulan su mente.
La memoria de los mayores también mejora de forma considerable con estas terapias al evocar recuerdos del pasado. Los perros han demostrado, además, que facilitan el contacto social, y esto es muy útil para personas que viven en residencias.
Los perros empleados en terapia muestran un carácter alegre y atento, y a su vez, están adiestrados para realizar movimientos suaves que no comprometan la estabilidad y seguridad de los mayores. Se educan para no alterarse ante gritos o contactos fuertes y son capaces de esperar diferentes respuestas verbales y físicas de algunas personas incapaces de reaccionar con agilidad o rapidez.
Para la realización de terapias con el adulto los mejores animales son los perros, por su dependencia del ser humano y su habilidad para aprender cualidades de obediencia y ejercicio mejor que otros animales.
En Amavir organizamos, desde hace tiempo, sesiones de terapia con perros entrenados para la actividad, y sólo podemos reafirmarnos en los múltiples beneficios que aportan a los mayores. En el Día Mundial de los Animales queremos agradecer la bonita labor que realizan estas mascotas, que tanto aportan al día a día de los residentes, y siempre de forma desinteresada.