Tradiciones navideñas, ¿las conoces?

La Navidad es la época de tradiciones por excelencia.  Algunas de ellas se hacen en todo el país y otras tan solo en algunas regiones. En Amavir, nos encanta ese punto tradicional de esta época del año, que nos ayuda a recordar momentos especiales y a reconectar con nuestros familiares. Hacemos un repaso por algunas de las tradiciones más representativas.  ¿Las conoces todas?

Navarra, Olentzero y canciones populares

En Navarra y el País Vasco, se espera con impaciencia la noche del 24 de diciembre la llegada del Olentzero, uno de los personajes más queridos en el imaginario tradicional. Este personaje bonachón, grueso y desharrapado ataviado con boina y pipa, de oficio carbonero, nos visita en los centros de Pamplona, Betelu y Erro para repartir sus regalos.

También, el último día del año, en algunas zonas de la Comunidad Foral se despide el año recorriendo las calles de la localidad cantando para desear un feliz año nuevo.

Canarias, navidades cálidas al son de Lo Divino

En Canarias algunas tradiciones están más vivas que otras. Sin duda, una de las que más fuerza tiene son los grupos de Lo Divino. Estas corporaciones entonan villancicos desde principios de diciembre y deben su nombre al villancico más popular en el Archipiélago, «Lo divino», una obra de Fermín Cedrés.

Además, desde hace 15 años, la playa de Las Canteras de Las Palmas de Gran Canaria pone su característico “Nacimiento”. Hasta 4 metros de altura alcanzan las esculturas realizadas con 2.000 toneladas de arena y agua, en un espacio de 1.500 metros cuadrados delimitados por el mar.

Castilla y León recupera el ramo leonés

En Castilla y León tienen tradiciones navideñas que se remontan cientos de años atrás. En el camino hay algunas que se pueden perder y luego recuperar, como es el caso del ramo leonés, un ornamento de origen religioso. Consiste en un armazón de madera con forma triangular, semicircular o cuadrada. En esta estructura, que se apoya en una vara de madera vertical de la que cuelgan diferentes tipos de ofrendas (lazos, bordados, puntillas…), se sitúan 12 velas simbolizando los doce meses del año.

Castilla – La Mancha, ruta de Belenes

Aunque en Castilla-La Mancha se dan algunas características comunes para la celebración de la Navidad también hay diferencias entre provincias. En Toledo, dentro de las celebraciones más lúdicas, se ha convertido en toda una tradición “Salir de migas” por el barrio de Santa Teresa, a mediodía de los días 24 y 31.

Dentro de las celebraciones más religiosas, en Cuenca se hace la famosa ruta de los Belenes de la Junta de Cofradías de Semana Santa junto a los belenes vivientes de Huécar o de Vega del Codorno. Además, también tiene un importante protagonismo el Certamen de Villancicos Viajeros, una cita que se ha convertido en imprescindible para toda la familia.

Madrid, un paseo por las luces navideñas

El encendido de las luces de Navidad en Madrid marca el inicio de esta época en la capital. Pasear por las calles de la ciudad y poder ver toda la iluminación es una de las tradiciones favoritas de los madrileños y de los que se suelen acercar a la ciudad en estas fechas.

Además, visitar el mercadillo de la Plaza Mayor, comerse un bocadillo de calamares en los alrededores de la plaza y acabar con un chocolate con churros completan el típico día navideño. Además, la ciudad cuenta con numerosos belenes a los que hacer una visita en estos días.

Cataluña, no hay Navidad sin caganer

Un belén en Cataluña sin caganer, no es un belén. Se considera un símbolo de buena suerte, ya que se considera que sus heces fertilizan la tierra y por ende, el año que se acerca.  El  Home dels Nasso es otra de las tradiciones catalanas más representativas. Es un hombre que tiene tantas narices como días tiene el año. Cuenta la leyenda que en Barcelona es habitual encontrárselo todos los 31 de diciembre en la Plaza del Palau sobre una tarima cubierto de sábanas.

Murcia, tradición belenística

La tradición belenística de Murcia tiene fama internacional, por ello, el periodo navideño en esta tierra llena sus plazas e iglesias de belenes. Otra de las tradiciones más arraigadas son los auroros y cuadrillas, que recorren municipios y pedanías de la región cantando ‘aguilandos’, aguinaldos y trovos. Así ocurre en la Cuesta de Gos (Águilas) cada 25 de diciembre y en la pedanía aguileña de La Marina, cada 28 de diciembre, donde los troveros despliegan su saber hacer para festejar la Pascua.