La inmunidad frente al virus es una realidad en las residencias de Amavir

Tras un año difícil para las residencias de mayores y sus usuarios por culpa de la pandemia del coronavirus, el proceso de vacunación se ha completado en todos los centros del grupo Amavir. Desde que el pasado mes de enero se iniciase el proceso de inmunización en la residencia de Amavir Tías en Lanzarote, poco a poco y siguiendo los tiempos y protocolos establecidos por las diferentes Comunidades Autónomas, trabajadores y usuarios están más protegidos contra el virus.

La inmunidad frente al virus va a permitir a los mayores  volver poco a poco a disfrutar de actividades, tanto dentro como fuera de los centros. Además, mejorará su calidad de vida y su salud emocional, visiblemente afectada durante el último año.  Podrán volver a relacionarse con su círculo más cercano y retomar las actividades habituales de ocio.

 

Continuidad de las medidas de seguridad e higiene

Como cuenta Sara González, jefe médico de Amavir, al medio especializado IS Sanidad, desde el inicio de la pandemia se han elaborado planes de contingencia específicos en cada residencia. “Hemos seguido en todo momento las recomendaciones que se nos daban desde las autoridades sanitarias. Ha sido un esfuerzo titánico en todos los campos: formación del personal, prevención de riesgos laborales, manejo de EPIs, sectorización de los centros, medidas de higiene y de distancia social, reorganización de talleres y de la vida diaria en los centros”.

Para la gran mayoría de los usuarios, recibir estas dosis ha sido un regalo y para los trabajadores “es ver la luz al final del túnel, empezar a pensar en un horizonte donde podamos volver a trabajar en todos los proyectos que teníamos planteados y en el que podamos empezar a olvidarnos de esta enfermedad, que tanto daño ha causado a las personas mayores”, apunta Sara.

 

Primera salida cultural del centro

Para celebrar esta buena noticia, el Teatro EDP Gran Vía de Madrid celebró un acto muy especial, invitando a personas mayores de residencias de la Comunidad a disfrutar de una actuación del cómico Santi Rodríguez en homenaje a todos ellos. Al acto asistieron un total de 200 mayores de distintos centros de Madrid. De ellos, 36 residentes de Amavir de seis centros distintos: Ciudad Lineal, Usera, Villaverde, Arganzuela, Alcorcón, Pozuelo y Valdebernardo. Los mayores se trasladaron en una furgoneta adaptada y acompañados de un profesional de cada uno de los centros. Después de más de un año de encierro, esta salida ha sido una inyección de vitalidad, de ilusión y de optimismo para que puedan ir recuperando la normalidad y comenzar a retomar muchas de las actividades de ocio que se habían visto interrumpidas.

Para acabar es necesario destacar una vez más el importante papel que han tenido todos los trabajadores durante este tiempo, “que se han dejado parte de su vida en el cuidado de los mayores desde marzo. El sector ha sufrido mucho durante la pandemia, pero estamos convencidos de que la profesionalidad con la que trabajamos y la calidad de los servicios que prestamos al final serán reconocidos por la sociedad”, concluye Sara.