Jubilados: claves para llegar a fin de mes

Está demostrado, el poder adquisitivo de las personas mayores es cada vez menor. Al mismo tiempo que se ajustan las pensiones, buena parte de ellas se destina a ayudar a sus familias que se enfrentan al problema del desempleo, del desahucio o la falta de ingresos, en general. Todo ello hace que para las personas mayores llegar a fin de mes sea cada vez más difícil. Por eso, conviene tener en cuenta una serie de consejos con el fin de facilitar este propósito:

Vigilar el consumo de electricidad de sus hogares y poder combatir el gasto de la luz con la contratación de un plan de ahorro en función de sus necesidades. Aunque ninguna de las compañías eléctricas ofrece descuentos a las personas mayores, los jubilados pueden beneficiarse del bono social para ahorrar dinero.

Se pueden aprovechar los distintos programas sociales puestos en marcha por las corporaciones locales. Así, disfrutarán de sus aficiones favoritas (talleres de manualidades, cine, teatro, poesía…) sin gastar un solo euro.

Siempre pueden recuperar viejas aficiones que no supongan ningún desembolso: visitar museos, pasear por parques, ejercitarse en pequeños gimnasios públicos al aire libre o disfrutar en casa de una agradable velada con sus amigos. También pueden aprovechar las bibliotecas públicas para revisar la prensa del día o las principales revistas, sin gastar nada.

En cuanto a las vacaciones, no es raro encontrar ofertas especiales para ellos por parte de las agencias de viajes que venden sus paquetes turísticos incluso con un 60% de descuento. El Imserso es otra alternativa que tienen para abaratar sus viajes, con precios que implican una rebaja del 50% con respecto al que se cobra al público en general, contando con sugerentes ofertas vigentes durante casi todo el año, sobre todo en las temporadas en las que los centros turísticos tienen menos demanda.

Respecto a la realización de diferentes viajes dentro de la propia ciudad, hay que tener en cuenta que la mayoría de la gente mayor, por su edad, no dispone de vehículo propio o se ha retirado de la conducción. Pero lo pueden compensar con las distintas ofertas de las principales compañías de transportes. Por lo que se refiere al ferrocarril, Renfe aporta la Tarjeta Dorada, que por 6 euros incluye descuentos de entre el 25% y 40% sobre el coste normal del billete, en cualquier línea o clase. Además, la mayor parte de las comunidades autónomas y ayuntamientos ofrece rebajas en el transporte urbano y en el interurbano de cercanías, con mejoras a partir del 30% en sus trayectos y, en algunos casos, incluso son gratuitos. Iberia, por su parte, les hace una rebaja del 25% en los billetes de ida y vuelta tanto en vuelos nacionales como en los europeos.