Día Mundial del Alzheimer, no nos olvidamos de vosotros.

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad que en España sufre un 4% de la población de entre 75 y 79 y que aumenta hasta el 34% en mayores de 85 años, siendo la principal causa de demencia. En España hay 1.200.000 personas afectadas por la enfermedad y más de 5.000.000 entre quienes la padecen y sus familiares o cuidadores.
Aunque es cierto que todavía no existe un abordaje curativo y eficaz, los tratamientos actuales combinan la terapia farmacológica con la no farmacológica, como pueden ser la fisioterapia o las terapias ocupacionales, consiguiendo así ralentizar su evolución y dotando de mayor calidad de vida tanto al enfermo como a su familia y cuidadores.
Celebración en los centros Amavir
Aunque las circunstancias han condicionado este día tan especial para nosotros, en Amavir esto no nos ha impedido rendir homenaje y recordar a todas aquellas personas que, de manera directa o indirecta, padecen esta enfermedad. Por ello, desde las residencias hemos querido participar de esta fecha señalada a través de diferentes actividades y una suelta de globos biodegradables (que no dañan el medio ambiente) donde nuestros mayores han plasmado emotivos mensajes, pensamientos positivos y frases inspiradores donde se podía leer “El Alzheimer borra la memoria, pero no los sentimientos” o “Unos intentan olvidar y otros luchan por recordar”, entre otras.
Equipo profesional excelente
Además de las familias, otra de las piezas fundamentales para tratar de contrarrestar y ralentizar el proceso de esta enfermedad es la formada por los profesionales de las residencias; un equipo humano que se ocupa de la atención directa y cuidados que necesitan las personas con Alzheimer, trabajando en cada fase de la enfermedad y encaminando sus esfuerzos en mantener el mayor tiempo posible la autonomía del paciente para las actividades de la vida diaria, objetivo principal para garantizar el confort y bienestar de la persona. Esta forma de actuar y relacionarse con los mayores se plasma en el vídeo grabado desde la residencia El Balconcillo (Guadalajara). Testimonios en primera persona de los profesionales que allí trabajan y que nos permiten conocer su día a día. Porque el amor, siempre es mucho más fuerte que el olvido.