Tratamiento de las úlceras por presión

Las úlceras por presión son lesiones en la piel ocasionadas por permanecer en la misma posición durante demasiado tiempo. La probabilidad de padecer una de estas úlceras aumenta si los mayores están encamados, pasa mucho tiempo en silla de ruedas o no puede cambiar de posición. Estas úlceras pueden desencadenar en infecciones graves que pueden ocasionar un problema de salud importante.
Debido a la presión durante mucho tiempo en una determinada zona, pueden aparecer en nuestros mayores úlceras por presión, llagas o escaras, en definitiva, lesiones cutáneas. Normalmente suelen producirse en zonas de articulaciones, como caderas, rodillas o codos.
Para los cuidados de estas lesiones es importante que inicialmente exista una valoración médica que evalúe el grado de gravedad de la úlcera. Es necesario realizar una evaluación médica completa del estado de salud de la persona, para adaptar el tratamiento más efectivo.
Las curas de este tipo de lesiones cutáneas son importantes, y dependiendo de la lesión y de si existe infección deben realizarse de diferentes formas. En Grupo Amavir, nuestro equipo de médicos, enfermeros y trabajadores, siguen los procedimientos recomendados para la cura de estas heridas.
A pesar de que ya exista una lesión, es importante no dejar de lado los tratamientos preventivos que contribuirán, no sólo a la cura de las úlceras, sino que previenen la aparición de nuevas lesiones. Para prevenir este tipo de lesiones es importante mantener la piel limpia y seca, cambiar de posición cada dos horas y emplear almohadas, colchones y otros productos que alivien la presión.
Aunque los tratamientos son muy variados dependiendo del grado de la lesión, en ocasiones suelen tener efectividad a largo plazo, por lo que es importante mantener los cuidados constantes que permitan un mejor resultado.