Estar bien por fuera para estarlo también por dentro

Es de sobra conocida la necesidad de cuidar nuestra imagen para estar bien con nosotros mismos, ya que repercute directamente en la salud y, especialmente, en el caso de las personas mayores.
Con el paso de los años se puede caer en el error de dejar de practicar rutinas diarias que contribuyan a contrarrestar los cambios que se experimentan con el tiempo.
Desde Amavir recomendamos continuar con el cuidado físico en la medida de lo posible. Desde cuidados básicos, como una correcta higiene bucal, el cuidado de las uñas o la hidratación de la piel, hasta conservar la ilusión por cuidados más específicos como el maquillaje en mujeres o el uso de la peluquería, servicio con el que contamos en nuestros centros.
Este tipo de cuidados, aunque no parezcan primordiales, son imprescindibles para generar una rutina que ayude también a conservar la autonomía de cada persona. Las acciones necesarias para que una persona se vista y arregle contribuyen en gran medida a mantener la mente joven y con retos para que continúe funcionando ágilmente.