Día Mundial del Libro. Los beneficios de la lectura en la tercera edad

Leer es una de las habilidades más comunes y útiles que adquirimos desde pequeños. En Amavir, tratamos de seguir apoyando las aficiones de nuestros residentes y potenciar su individualidad

La lectura hace que las personas sean más cultas, desarrollen su lenguaje y ortografía y potencien la capacidad de observación, de atención y de concentración, así como la capacidad de exponer las ideas propias; en definitiva, es una puerta al conocimiento. En Amavir, hemos apostado por dar visibilidad y empoderar a la persona mayor acondicionando el entorno según sus indicaciones a través del modelo Guiados por ti, y así hacer de nuestra casa la de nuestros residentes, para que puedan seguir disfrutando de sus aficiones preferidas.

El hábito de lectura mantiene el cerebro activo en las personas mayores

La lectura es una forma de entretenimiento que permite relajarse y disfrutar con las historias de otros. Puede practicarse a cualquier edad y da lugar a infinidad de temas de conversación para compartir con la familia o los amigos pero, sobre todo, el hábito de la lectura mantiene activo el cerebro.

Lograr que los residentes sean socialmente activos y estén en contacto con otras personas y con sus entornos siendo autónomos e independientes dentro de sus posibilidades, son algunos de los propósitos de la estancia en una residencia.

Un buen libro mejora el estado emocional

Es importante que los residentes continúen haciendo aquello que para ellos vale la pena y mantenga sus ilusiones. En este sentido, un buen libro puede llegar a ser una increíble terapia para la salud de las personas mayores, ya que mejora su estado emocional y anímico, mantiene y mejora las capacidades cognitivas y previene o retrasa posibles demencias.

23 de abril, Día Mundial del Libro

El 23 de abril se conmemora el Día Mundial del Libro, una fecha que fijó la UNESCO en 1995 ya que va unida a los hechos relevantes que ocurrieron en ese día a lo largo de los años. En esa fecha se recuerda que murieron tres grandes de la literatura universal. Miguel de Cervantes (murió el 22 de abril y fue enterrado el día 23), William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.

Sin embargo, antes de la elección de ese día, la fiesta dedicada al libro español tenía lugar el 7 de octubre, fecha del nacimiento de Miguel de Cervantes. Con todo, se celebró así durante casi 5 años. Finalmente, en 1930 se fijó el 23 de abril definitivamente. Este cambio en el calendario dio lugar a que esta festividad popular pudiese tomar las calles con las ferias y firmas de ejemplares con los autores.

Además, el día 23 de abril coincide con la festividad de San Jorge – Sant Jordi patrón de diversas localidades en España y de varios países europeos. En esta fecha es tradicional que los enamorados y personas queridas se intercambien una rosa y un libro.