Día Mundial contra el Cáncer de Mama. Cuando el cáncer llega en la edad adulta

Cada 19 de octubre, asociaciones, instituciones y pacientes se visten de rosa por una causa común: la lucha contra el cáncer de mama. La detección precoz de esta enfermedad es fundamental para la eficacia del tratamiento y la supervivencia de los pacientes.

 

El tabú del cáncer para las personas mayores y sus síntomas

En muchas ocasiones las personas mayores, ante la sospecha de cáncer intentan tranquilizarse y autoconvencerse de que son cosas de la edad. Incluso los mayores llegan a considerar el cáncer como una enfermedad tabú, lo que los lleva a una actitud de resignación.

 

Algunos de los síntomas más frecuentes son el cambio en el tamaño de las mamas, irregularidades en el contorno, menor movilidad del pecho al mover los brazos, alteración en la piel de las mamas, cambios en el pezón como hundimiento o nódulos en la axila. Otros síntomas pueden ser: cansancio, dolor óseo localizado y dolor en la mama a la palpación.

 

Cómo tratar el cáncer de mama en adultos mayores

Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales y la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres. En España se diagnosticaron más de 34.000 nuevos cánceres de mama en 2020.

 

Cerca del 30% de las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama son de edad avanzada y presentan, en la mayoría de los casos, tumores hormonales. ¿Cómo se trata la enfermedad en estos casos? Existen distintas opciones: cirugía, tratamientos de radioterapia o quimioterapia, tratamiento hormonal, o bien tratamiento hormonal primario.

 

Para algunos investigadores la cirugía es la mejor opción para tratar a las mujeres mayores de 80 años con cáncer de mama en estados iniciales si reciben un tratamiento quirúrgico óptimo, ya que la supervivencia es mayor que si se trata con hormonoterapia.

 

Importancia de un diagnóstico precoz del cáncer de mama

Una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida. La técnica más eficaz para diagnosticarlo es la mamografía, que confirma el 90% de los casos en fases precoces, donde a veces no hay síntomas. Afortunadamente un diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de curación. Si se detecta en su etapa inicial son casi del 100%.

 

Por todo ello, en Amavir nos sumamos al rosa en el día internacional de esta enfermedad, con el objetivo de concienciar a la población de la importancia de realizarse exámenes de pecho de forma regular para detectar cualquier anomalía. La detección precoz es fundamental para la eficacia del tratamiento y la supervivencia de los pacientes.