Consejos para prevenir los efectos negativos del frío sobre la salud

Consejos ofrecidos por Inmaculada Rodríguez, doctora de Amma Valdebernardo
Consejos ofrecidos por Inmaculada Rodríguez, doctora en la residencia para mayores Amma Valdebernardo

En invierno, ante la llegada de las bajas temperaturas ambientales, es importante adoptar una serie de medidas para evitar estados de hipotermia y otras patologías:

  • Aquellas personas que estén dentro de los grupos de riesgo deben administrarse las vacunas de la gripe y del neumococo para evitar los procesos respiratorios desencadenados por el frío.
  • Mantener y reforzar los hábitos de higiene ya que, en invierno, los virus circulan con mayor frecuencia y las tasas de contagio son mayores al permanecer más tiempo en ambientes cerrados y mal ventilados. Es importante cubrirse la boca al toser y estornudar, usar pañuelos desechables  y lavarse frecuentemente las manos.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura. La temperatura ideal para la vivienda es de 21-22 ºC. Temperaturas superiores, no aportan beneficios y sí producen un derroche excesivo de energía. Ventilar diariamente las habitaciones durante 10 minutos es suficiente para renovar el aire y no perder demasiado calor.
  • Es recomendable revisar diariamente la información del tiempo para vestirnos adecuadamente a la hora de salir a la calle.
  • Durante los días de mucho frío usar guantes, gorras, bufanda y calcetines de lana, ya que la mayor parte del calor se pierde por la cabeza, manos y pies.
  • El calzado debe ser caliente, impermeable y antideslizante.
  • Abrigarse con varias capas de ropa “estilo cebolla” para ayudar a mantener la temperatura corporal.[pullQuote position=»right»]La temperatura ideal de la vivienda está entre los 21-22 ºC[/pullQuote]
  • En caso de lluvia intentar mantenerse seco, ya que la humedad enfría más rápidamente el cuerpo.
  • Realizar comidas frecuentes con alto poder energético: legumbres, pasta, frutos secos, etc. También se debe consumir fruta a diario que aumenta el aporte de vitamina C para ayudar a mejorar  las defensas.
  • Realizar ejercicio diariamente pero de forma moderada.
  • Evitar el consumo de alcohol, ya que puede producir una falsa sensación de calor que lleve a desprotegerse frente al frío.
  • Evitar el humo del tabaco para prevenir enfermedades respiratorias.