La Fisioterapia ayuda al envejecimiento activo de los mayores

Cada 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia, una disciplina que se ha erigido como fundamental en el último año y medio a consecuencia de la pandemia. En las residencias, la Fisioterapia está orientada a fomentar el envejecimiento activo de los usuarios. Su intervención está dirigida a prevenir y rehabilitar patologías motoras, musculares o de movilidad a través de las diferentes técnicas, así como al mantenimiento de capacidades físicas. Iván Garrido y Cristian Borobia, fisioterapeutas de Amavir Villanueva de la Cañada, nos acercan un poco a su día a día en la profesión en un centro residencial.

 

¿Qué significa ser fisioterapeuta en una residencia?

Lo primero que significa para nosotros es formar parte de un gran equipo multidisciplinar, en el cual nos apoyamos para la toma de decisiones importantes, teniendo una gran responsabilidad de cara a nuestros residentes, ayudándoles diariamente en el mantenimiento o en la mejora de su estado físico y funcional.

 

¿Cómo desempeñáis vuestro trabajo? ¿Qué funciones tenéis?

Las funciones principales de nuestro puesto de trabajo son: realizar los tratamientos y técnicas rehabilitadoras; valoración integral física del residente; realización de seguimientos y evaluaciones de los residentes; participación en reuniones de equipo y resolución de incidencias; comunicación directa con los familiares, asesoramiento e información del estado del residente; colaboración con todo el equipo multidisciplinar ante cualquier necesidad que surja en el centro y control y supervisión de los programas que se realizan en planta por parte del personal auxiliar. Todas ellas, desempeñadas en distintos espacios tales como la sala de rehabilitación, plantas, habitaciones y exteriores del centro.

 

¿Cómo se adapta la Fisioterapia a la tercera edad?

Personalizando el tratamiento a sus gustos y necesidades, con el objetivo de obtener los mejores resultados posibles mediante la realización de las diferentes técnicas y ejercicios propuestos en cada caso.

 

¿Qué beneficios tiene para los pacientes?

Los beneficios principales son:

  1. Mejorar la fuerza muscular, flexibilización de los tejidos, la movilidad articular.
  2. Control del dolor.
  3. Prevención y control del deterioro físico.
  4. Mejorar las funciones básicas del organismo (sistema cardiovascular, respiratorio, digestivo). También a nivel psicosocial (mejora de la autoestima).
  5. Sensación de bienestar.
  6. Ayuda en la prevención de lesiones.
  7. Mejora de la calidad de vida de los residentes.

 

La fisioterapia ha emergido como una de las disciplinas fundamentales en la recuperación de los pacientes con COVID-19. ¿Cómo ayuda a combatir las secuelas?

Mejorando la capacidad pulmonar disminuida y recuperando la pérdida de masa muscular y movilidad en los casos de residentes hospitalizados o durante el periodo de aislamiento en sus habitaciones, mediante la realización de diferentes ejercicios respiratorios y de fortalecimiento muscular, respectivamente.

 

En un centro se ven casos de todo tipo. ¿Cómo os sentís cuando veis que los pacientes progresan gracias a los ejercicios realizados?

Observar la evolución positiva en los residentes nos crea un sentimiento de felicidad y orgullo con el trabajo realizado, tanto por el esfuerzo que han desempeñado los residentes como por su implicación, a pesar de las dificultades que esta recuperación pueda conllevar.

 

Para nosotros como fisioterapeutas es un motivo de alegría y satisfacción poder ayudar a nuestros mayores a mejorar su calidad de vida, lo que nos motiva, aún más si cabe, a seguir trabajando para dar lo máximo y poder seguir ayudándoles en su día a día.

 

¿Por qué es importante celebrar el Día Mundial de la Fisioterapia?

La celebración del Día Mundial de la Fisioterapia es importante para dar a conocer más aún nuestra profesión, para que llegue a todos los colectivos en qué consiste nuestra labor. El objetivo es divulgar la importancia de cuidarse, de mejorar nuestra salud y de acudir al fisioterapeuta cuando se necesite.

 

¿Qué reivindicaciones tiene la profesión o el colectivo en estos momentos?

Tener una mayor presencia en el Sistema Nacional de Salud y aumentar el número de plazas para fisioterapeutas en los diferentes centros. Uno de los aspectos más importantes contra los que lucha nuestra profesión es el intrusismo por parte de determinados sectores, lo que puede conllevar a un gran riesgo para la salud de la población, ya que el hecho de ponerse “en manos” de personas no cualificadas, puede causar lesiones importantes e irreversibles.

 

Otro punto a destacar sería poner en valor nuestra profesión. Cada vez es mayor el conocimiento que tiene la población acerca de nuestra labor, pero todavía nos queda un gran trabajo por hacer en ese sentido, para que nuestro colectivo pueda llegar al máximo de personas posible y que se puedan beneficiar de la fisioterapia.