El beneficio de los talleres de actividades en las personas mayores

0

El tiempo libre en las personas mayores puede pasarles factura: los achaques, la soledad y, sobre todo la inactividad, favorecen el envejecimiento prematuro a nivel físico y emocional, por eso es importante que nuestros mayores dediquen el tiempo a sentirse ocupados, siempre con el fin de procurar un envejecimiento activo que fortalezca su autoestima y ejercitar capacidades que se van perdiendo a lo largo de los años.

Desde las residencias de Amavir organizamos continuamente talleres de manualidades, cocina o pintura, entre otras actividades, con el firme compromiso de mejorar la calidad de vida de nuestros mayores y fomentando, siempre a través de cursos impartidos por profesionales, la búsqueda de beneficios físicos, emocionales, sociales y terapéuticos entre los residentes.

En efecto, los talleres de actividades ayudan a los mayores a trabajar la habilidad y la precisión utilizando sus manos, así como inciden directamente en el fomento de la creatividad, provocando agilidad mental para sus rutinas diarias. Pero, además de los claros beneficios físicos y funcionales, este tipo de actividades estimula la memoria de los mayores, al recordarles tareas que realizaban años antes, sobre todo en los que a coser, trabajar la tierra o cocinar se refiere.

En este sentido, nuestros profesionales comprueban que con cada actividad los residentes mejoran aspectos como la capacidad de atención y la concentración, al encargarse de tareas que requieren varios pasos a realizar y con un orden establecido. Además, permite a nuestros mayores, a veces encerrados en sí mismos, abrirse a los que les rodean y socializar, al tener que trabajar en equipo e intercambiar experiencias.

Cabe apuntar, como prueba fehaciente de que este envejecimiento activo es clave en la calidad de vida y en la autoestima de nuestros mayores, que estas tareas suponen además la reafirmación de la confianza en uno mismo gracias al éxito de sus creaciones y, por supuesto, gracias al reconocimiento de los demás, no solo de los profesionales y de sus compañeros y familiares, a veces incluso también de la sociedad.

Sin ir más lejos, esta Semana Santa, varios residentes de Amavir Villanueva ganaron el premio del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada a las mejores torrijas del municipio. Desde el Grupo Amavir aprovechamos para felicitarles por sus creaciones y reconocer la labor de los profesionales que hacen posible que nuestros mayores tengan un envejecimiento activo que incremente sus capacidades y refuerce su autoestima. Unos mayores felices son siempre nuestra mejor recompensa.

Publicar una respuesta

He leido y acepto la política de privacidad [bws_google_captcha]