¿Qué sabes sobre la Demencia con cuerpos de Lewy?

0

Al igual que el Alzheimer, la demencia con cuerpos de Lewy es una enfermedad degenerativa asociada al envejecimiento. Hasta no hace mucho era muy difícil diferenciarla de otro tipo de demencias e incluso del Parkinson.

Los mayores que sufren esta enfermedad presentan síntomas relacionados no sólo con la memoria, sino también alucinaciones visuales, síntomas similares al Parkinson, alteraciones del sueño, del sistema nervioso autónomo y una especial sensibilidad al tratamiento con determinados fármacos neurolépticos.

La demencia con cuerpos de Lewy es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, por detrás del Alzheimer, y representa, aproximadamente, la tercera parte de todas las demencias que se diagnostican.

Aunque actualmente se desconoce la causa exacta de la enfermedad, diversos estudios apuntan hacia una anomalía genética en los genes encargados de la fabricación de las proteínas neuronales. Por ello, se produce una agrupación de las denominadas alfa-sinucleínas en determinadas zonas de la corteza del cerebro, interaccionando de forma anómala con sustancias como la dopamina. Este proceso da lugar a los determinados cuerpos de Lewy, similares a ovillos de proteínas que impiden el correcto funcionamiento de las conexiones neuronales.

Existen unas recomendaciones básicas para ayudar en el día a día a los pacientes de esta enfermedad. Por ejemplo, es recomendable mantener los objetos cotidianos en los mismos lugares, para evitar así momentos confusos en el mayor. Los calendarios y relojes sirven de gran ayuda para su orientación, e, incluso, rotular los espacios en la medida de lo posible. Y por último, prestar atención a aquellos objetos que pueden causar daño en el enfermo, ya sea mobiliario o utensilios, especialmente los de cocina.

A pesar de que no existe un tratamiento para este tipo de demencia, si es posible administrar una serie de fármacos que permitan el control de la enfermedad. El pronóstico de la demencia con cuerpos de Lewy conlleva un deterioro progresivo de las funciones mentales, y, a día de hoy, no existe curación.

Publicar una respuesta

He leido y acepto la política de privacidad [bws_google_captcha]