Prevención y tratamiento de la neumonía en mayores

0

Con la llegada del invierno, los mayores son más sensibles a los cambios de temperatura, y pueden llegar a padecer una infección de las vías respiratorias que afecte directamente a los pulmones, más conocido como neumonía.

Al llegar a la tercera edad, la respuesta inmune del organismo se ve seriamente debilitada, y es necesario prestarle especial atención a la aparición de los primeros síntomas de la neumonía. Es importante prevenir y tratar la enfermedad en los primeros momentos de su aparición, de esta forma se evitarán complicaciones derivadas que afectan gravemente a los mayores.

Para prevenir la enfermedad es muy recomendable que los adultos mayores se vacunen contra el neumococo. Esta vacunación es especialmente recomendada en aquellas personas mayores de 60 años, especialmente en las que no cuentan con un buen estado de salud o se vacunaron hace más de cinco años.

La neumonía se transmite rápidamente por contagio directo, por lo que una de las principales medidas de prevención es el aislamiento de personas sanas de las que están enfermas. Una buena dieta y una correcta hidratación son medidas necesarias para que el organismo se mantenga fuerte ante el contagio.

El tratamiento de la enfermedad se realiza a través de la administración de antibióticos. Si nuestros mayores perciben síntomas como dificultad respiratoria o fiebre, les recomendamos acudir a una revisión con un especialista para que administre el tratamiento correspondiente.

En la medida de lo posible, es importante prevenir la neumonía siguiendo las recomendaciones de vacunación y hábitos saludables en los mayores. Cuando el mayor padece la enfermedad, es importante que continúe el tratamiento y, además, acuda a revisiones para garantizar el buen efecto de los fármacos sobre el organismo.

 

 

Publicar una respuesta

He leido y acepto la política de privacidad [bws_google_captcha]